Sillón bondage de Pipedream

Sillón bondage

El bondage es una práctica que no implica necesariamente un contacto sexual, y que no siempre va ligada a sesiones de sadomasoquismo, puede ser simplemente el disfrutar siendo inmovilizado, el resultado estético de ver a alguien atado o la simple sensación de dominación.

Existen por tanto gran cantidad de accesorios para bondage, entre ellos los asientos que incluyen amarres para sujetar las extremidades del cuerpo, como es el caso del sillón bondage de Pipedream incluido en la serie Fetish Fantasy.

Este sillón bondage fabricado en vinilo nos ofrece hasta seis amarres para sujetar a nuestra victima, dos para los codos, dos para las muñecas y otros dos a la altura de los tobillos, muy fáciles de ajustar ya que van con velcro. A pesar de ser un asiento inflable aguanta hasta más de 130 kg de peso.

Podrás tener a tu pareja a merced y aprovecharte de ella, por ejemplo llevar a cabo una sesión de striptease seguida de una intensa sesión de sexo sin que él o ella pueda llegar a tocarte, o puedes usarlo para hacer realidad una fantasía de sumisión o fingir un rapto.

El sillón bondage lo puedes combinar además con velas para masaje, dejando caer la cera sobre el cuerpo o aplicar una crema para masajes de chocolate para devorar todo su cuerpo. Además de regalo trae un antifaz que podrías completar con una mordaza o una fusta si quieres probar un poco el BDSM.

Todo ello con la ventaja de que una vez terminado el juego puedes desinflarlo y guardarlo en un cajón o debajo de la cama para que no de el cante en medio del salón 😉

3 comentarios en “Sillón bondage de Pipedream

  1. Ana María, ¿me das tu correo? Te he leído en el post del pegging y en éste, y se te ve una mujer que no esconde su sexualidad. Me gustaría hablar algo más contigo…

  2. Antonio20
    Tienes razon, esconder la sexualidad es como cortar esa libertad que permite volar, por que disfrutar? por que vivir a plenitud?
    Toda experiencia nos permite crecer y si asi puedo ser mas mujer por que no?
    te invito a disfrutar a plenitud, a explorar tu sexualidad y sobre todo a ser tu mismo… la idea es nunca me arrepiento de ser inmesamente feliz, yo por ejemplo soy muy inquieta… no te da morbo estar inmovilizada en esta silla y que te toquen alli, justo alliiiiiiiiiiiii!!!
    Picos
    Ana Maria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.