Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Los preservativos, también conocidos como condones, se vienen usando desde hace miles de años. Si, si, aunque te resulte extraño… pero obviamente no eran como los que encontramos ahora en tiendas y farmacias fabricados en materiales como el látex u otras resinas.

Antiguamente la gente se fabricaba sus propios preservativos con trozos de tela, con piel o vejiga de algún animal con idea evitar embarazos no deseados. Y de hecho muchas veces limpiaban el preservativo y lo reutilizaban, era por tanto un método anticonceptivo no muy seguro y en algunos casos poco higiénico.

Si bien los preservativos de goma existen desde hace más de 150 años, estos no se empezaron a fabricar masivamente hasta comienzos del siglo XX. Esto se debe a que uso fue ilegalizado durante décadas en muchos países como Alemania o Italia y al mismo tiempo su fabricación era más complicada.

Gracias a la invención del látex en 1920 es que se automatizó la fabricación de preservativos. Un material flexible que permitía fabricar preservativos de talla única y válidos para todos los tamaños de pene. En principio se fabricaron condones de látex que duraban hasta 5 años y que además eran más finos que los anteriores de goma que apenas duraban 3 meses.

La empresa americana Trojan fue la primera en sacar al mercado este tipo de preservativos. Durante todo el siglo XX se emplearon principalmente como método anticonceptivo, aunque cada vez fue calando más en la sociedad que tenía que usarse también para evitar las enfermedades de transmisión sexual.

Sin embargo no fue hasta la década de los 80 y por culpa del SIDA que la sociedad se tomo en serio el uso del preservativo. Actualmente es uno de los métodos anticonceptivos más usados y de hecho desde los años 90 se venden en todo tipo de tiendas, no sólo en farmacias.

¿Sabes cómo usar un condón?