Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Psicoanalisis de los cuentos de hadas

General, Humor | 0 Comentarios

Sin duda los cuentos de hadas son una herramienta interesante para transmitir conocimientos a los niños de manera simbólica, les ayuda a estimular su fantasía y adquirir nuevos valores que explicados de otra manera quizás resultarían demasiado abstractos o carentes de interés.

El caso es que puede que nunca te lo hayas planteado, pero más allá de la moraleja, los cuentos de hadas tienen símbolos ocultos, mensajes subliminales en ocasiones relacionados con el sexo, que más de un psicólogo ha tratado de interpretar o desgranar a lo largo de la historia, uno de los más famosos fue Bruno Bettelheim.

Bruno Bettelheim nació a comienzos del siglo pasado en Austria, por su condición de judío se vio obligado a pasar por varios campos de concentración, aunque tuvo la suerte de poder comprar su libertad y emigrar a Estados Unidos antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial. Una vez en américa desarrollo gran parte de su carrera profesional como director de una sección de la Universidad de Chicago donde se ocupaban de niños emocionalmente perturbados.

Una de sus obras más famosas es The Uses of Enchantment: The Meaning and Importance of Fairy Tales, publicada en 1976 y que en castellano se conoce como Psicoanalisis de los cuentos de hadas, una obra sorprendente donde Bettelheim aparte de explicar la importancia de los cuentos de hadas en la vida de los niños, nos interpreta los diferentes símbolos que aparecen: personajes, situaciones, lugares, paisajes, etc. de cuentos clásicos como Caperucita, Blanca Nieves, Hansel y Gretel, los Tres Cerditos, la Bella Durmiente, etc..

Cualquiera que los haya leído u oído sabe que exaltan toda clase de conflictos emocionales, problemas que antes o después deben afrontar los niños a lo largo de su vida, de hecho no es nada raro que una vez que los conocen, asocian por ejemplo a personas malas con personajes de esos cuentos de hadas, es para ellos la manera más fácil de explicarse.

Complejo de Electra

Pero en la obra de Bettelheim, el psicoanálisis de los cuentos de hadas va más allá, y se asocian estos símbolos al sexo. Por ejemplo según él el complejo de electra sale a relucir en Caperucita Roja, al parecer queda claro que Caperucita es una viciosa y pretende tener sexo con su padre representado por el lobo, el lobo a su vez también desea acostarse con Caperucita, por ello no se la come en el bosque, lo que quieres es un encuentro sexual que precede al acto de devorarla. La abuelita también cumple su papel como instigadora, la hace acercarse a los hombres y vestir atractivas capas rojas.

La Masturbación

El tema de la masturbación sale a relucir en el cuento de Las habichuelas, según Bettelheim está claro que esa enorme planta de habichuelas que crece hacia el cielo es el pene del niño, y el hecho de trepar por esa planta gigante simboliza la masturbación, al igual que el protagonista teme que le pillen trepando, un niño también teme que le pillen masturbándose. Obviamente este aprendizaje se hace de manera inconsciente, pero le ayudan al niño a ver que sus temores acerca de la masturbación son infundados.

La Menstruación

Según Bettelheim, la menstruación parece ser el tema central de La Bella Durmiente, esa sangre que se derrama al pincharse con una aguja al cumplir los dieciséis años no tiene otra explicación… es más, si uno echa mano de la versión del cuento escrita por Perrault, la historia es más porno ya que no es un príncipe sino un rey el que la despierta, pero no con un beso sino violándola…

Hablando de violaciones: en el cuento de la Cenicienta al parecer ella huye de la fiesta como símbolo de que tiene miedo a ser violada por el príncipe, Bettelheim e incluso riza el rizo asociando el zapato perdido a su vagina, como algo donde se introduce o desliza un miembro del cuerpo. Y qué decir de Blancanieves después de lo visto en cuentos anteriores: al parecer tanto ella como la madrastra son dos viciosas que compiten sexualmente, y lo cierto es que encajan perfectamente en una fantasía de sumisa y dominadora…

Ya ves como está el panorama en los cuentos de hadas, lo de Shrek es una minucia!, pero no temas, estos cuentos se vienen relatando desde hace siglos y no por ello estamos todos salidos 😉