Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

El látex es un material que se usa con frecuencia en las prendas utilizadas para juegos eróticos de dominación, sado y masoquismo, es también un material fetiche para muchos hombres y mujeres, lo cual no es raro ya que una vez puesta la ropa de látex, ésta se ajusta como una segunda piel pero modelando nuestra figura.

Aparte de las prendas de látex, existe una gran variedad de complementos y accesorios que también se fabrican con látex, como pueden ser: mordazas, botas, arneses, leggings, guantes, máscaras, y mucho más.

La pega es que la ropa de látex se ajusta tanto que puede resultar un poco complicado poner y quitar este tipo de prendas, de modo que hoy vamos a dar algunos consejos para poner y quitar las prendas de látex, así como alguna recomendación para cuidar la ropa de látex.

Poner ropa de látex

A la hora de poner ropa de látex, no es bueno tirar demasiado ya que podemos dejar marcados nuestros dedos, la prenda puede dar de si, e incluso la puedes romper. Se recomienda poner una buena cantidad de polvos de talco en el interior de la ropa de látex, y tratar de usar siempre toda la mano, y no solo los dedos, para deslizar y ajustar hasta que quede cómodo.

Los hay que prefieren usar lubricante de silicona, un producto muy utilizado para dar masajes y para penetraciones que requieren de una buena lubricación. La ventaja de usar lubricante de silicona es que éste puede dar un brillo más atractivo al látex.

Cuando toque quitar la ropa de látex, el método debe ser el mismo, emplear la palma de la mano para separar de nuestra piel e ir deslizando o dándole la vuelta a medida que la vayamos quitando.

Lavar prendas de látex

Es importante lavar las prendas de látex después de cada uso para eliminar el sudor y otros fluidos corporales que luego puedan convertirse en un nido de bacterias que de lugar a malos olores. Nunca utilices disolvente o limpiadores oleosos, emplea un detergente suave y agua tibia como cuando limpias tus juguetes eróticos.

Nunca escurras una prenda de látex, no es necesario y lo único que consigues es dañarla. Para secar ropa de látex puedes usar un paño o bien sacudirla, luego la tiendes en un sitio donde no le de el sol y esperas a que se seque antes de guardarla.

También puedes aplicar polvos de talco en su interior para eliminar la humedad que pueda quedar, y así evitas también que el látex se pegue a si mismo.

Guardar ropa de látex

Guarda la ropa de látex en un lugar seco y con poca luz. Nunca cerca de fuentes de calor, no la dobles, ni utilices perchas de alambre, emplea perchas de plástico y si puede ser utiliza bolsa de ropa para aislar las prendas de látex del polvo y del resto de ropa.

En general a la hora de usar ropa de látex debemos tener en cuenta que se trata de un material delicado y poroso, que puede verse afectado si entra en contacto con sustancias aceitosas, o si se frota con ciertos metales como el cobre, el latón o el bronce. Todos ellos pueden dejar mancha o debilitar el material reduciendo su vita útil.