Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Sexo oral con peta-zetas

General, Prácticas sexuales | 1 Comentario

Quien no haya comido peta-zetas cuando era niño es que ha tenido una infancia muy estricta, porque sin duda era una de las golosinas estrellas cuando iba a comprar golosinas al kiosko. El tiempo pasa, y nos hacemos más viejos, pero hay cosas que no cambian, lo que hace que más de uno decida probar el sexo oral con peta zetas.

Puede que haya quien no los conozca por este nombre, o que los recuerde vagamente. Me refiero a esas bolsitas de papel que traían unos polvitos que en contacto con la humedad de la boca daban lugar al sonido de pequeñas explosiones, como si hubiera una mini mascletà en la boca.

El caso es que esta, como muchas otras golosinas, viene cargadísima de azúcar, con lo cual al meter el pene en la boca llena de petazetas realmente no vamos a sentir ningún hormigueo, simplemente se nos quedarán pegados todos los cristalitos de azúcar, lo mismo ocurre si vamos a dar sexo oral a una chica.

Aunque parece que hay quien opina lo contrario, por ejemplo En Tenía que Decirlo hay un testimonio de una muchacha a la que si le funcionó, y de hecho tuvo el orgasmo más intenso de su vida, ¿será verdad?.

Personalmente pienso que pasa un poco como el sexo oral con nocilla o nutella, que la idea parece buena, pero cuando lo pones en práctica resulta que aquello no es tan divertido como pensábamos. Cosa diferente es el practicar sexo oral con caramelos de menta, ahí si que se pueden notar sensaciones fuertes en el pene, y sino probarlo y ya me contaréis.

Este mito sobre el sexo oral con peta zetas no es nada nuevo, de hecho aquí tenéis una parodia realizada con Pop Rocks, otra marca similar que se vende en Estados Unidos. La muchacha no contenta con su nota decide ir a ver a su profesor y hacerle una mamada, visto que no le convence decide darle sexo oral con peta zetas o pop rocks, y finalmente consigue su objetivo.