Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Stronic, la nueva sensación de Fun Factory

General, Vibradores | 0 Comentarios

El Stronic Eins de Fun Factory es la nueva sensación, su aspecto parece de lo mas normal, pero ahora en lugar de apostar solo por la vibración, se pasa a las embestidas, algo mas violento y mucho mas parecido a la penetración real.

Cuando Stronic se pone en marcha, libera potentes olas que te proporcionaran un placer diferente al que hayas podido experimentar con otros vibradores. Hemos querido incluir el siguiente vídeo de presentación para que te hagas una idea.

Esta marca alemana siempre se ha caracterizado por la innovación, algunos critican sus colores y sus formas un tanto infantiles, y sin embargo esto a la mayoría le da igual o lo prefieren. Lo que es innegable es la calidad de sus juguetes, y sin duda el Stronic Eins es uno de primera.

Comprar Stronic Eins

En cuanto al uso, no puede ser mas sencillo, como en la mayoría de sus vibradores nos encontramos con tres botones: para encender, y para avanzar o retroceder en los diez programas de vibración que ofrece.

El Stronic Eins es un juguete de formas sencillas, pero robusto y de medidas considerables, que podemos encontrar en color fucsia o violeta, y que nos proporciona impulsos o embestidas en diez formas e intensidades diferentes.

Batería recargable, sin pilas

El Stronic Eins es además un juguete recargable, esto implica que es un poco mas caro, pero sin duda nos permitirá ahorrar un buen dinero en pilas. Si es tu primer vibrador de Fun Factory, no olvides comprar el cargador universal – sirve para todos sus productos recargables –.

Uso del Stronic Eins

Como con cualquier vibrador de silicona, lo mas recomendable es utilizar lubricante de base acuosa para que se deslice más fácilmente, y para que las penetraciones sean mucho mas placenteras. Podemos escoger alguno con aroma para que la experiencia sea sensorialmente mas placentera.

El modo de funcionamiento de Stronic Eins lo hace ideal para la penetración, sus formas curvas permiten estimular el clítoris y el punto G en cada embestida, y su manera de impulsarse le permite emular bastante bien la penetración.

Solo tienes que dejarte llevar por tu fantasías sexual favorita, cerrar los ojos y sentir como te penetra con fuerza una y otra vez, hasta alcanzar un delicioso orgasmo, o todos los que puedas hasta agotar su batería.