Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Test del sexo I, ¿por qué la gente se conforma con estereotipos?

General, Noticias | 2 Comentarios

¿tú cómo te lo montas?

No son pocos sino muchos los test de sexo que me suelen llegar a lo largo de un mes, principalmente a través de Facebook, donde se trata de saber cual es mi postura Kamasutra, mi orientación sexual, si doy buen sexo oral, si soy adicto al sexo, etc.

El viernes pasado en cambio vi en el blog de Josep Tomás que hablaba del Test del sexo, que al parecer se celebra por tercer año consecutivo, sinceramente no había oído hablar de ello y bueno si Josep lo menciona es que quizás tenga algo de interés, sin embargo era viernes y los fines de semana de verano como que desconecto bastante, así que no ha sido hasta hoy que me he lanzado.

La cosa prometía, al parecer tenía que responder a un choro de preguntas que me iba haciendo una morenita muy mona, pero nada más empezar ya te das cuenta de la clase de encuesta a la que te enfrentas. Oficialmente está montada con el objetivo de hacer un sondeo sobre la sexualidad española y para que averigües tu índice de pulsión sexual.

Pero en realidad es un cutre test como otro cualquiera, por momentos hasta más parece un estudio de mercado low cost encargado por Sexole, que es la empresa que organiza todo. Según ellos, los resultados proveerán de una extensa compilación de datos representativos acerca de la sexualidad española, y yo me pregunto qué tan representativo es un test que puedo repetir tantas veces como me de la gana.

Estamos claros en que una encuesta es por definición una manera de estereotipar las opiniones y por tanto mucha información se pierde por el camino. Incluso en el caso de que un sondeo se llegue a realizar correctamente, la lectura por parte de expertos y periodistas suele ser simplificada y nos acabamos conformando con clichés.

En este Test del sexo por ejemplo te encentras con preguntas como si eres de Izquierdas o de Derechas, así sin más, no hay más opción política que esas dos. O por ejemplo de qué equipo de fútbol eres, ¿y si lo que me gusta es el tenis o las carreras de motos?

Luego la morena nos avisa que nos adentramos en las preguntas difíciles, donde tendremos que hacer frente a preguntas tan complicadas como si ves contenidos de sexo en el lugar de trabajo, ¿y si trabajo desde casa?, o por ejemplo a qué edad comencé a masturbarme; nada más responder la morena me dijo que «como la mayoría», así que me quedé tranquilo, esto es una encuesta de verdad y lo demás son tonterías!.

Pero estas no son las peores, preguntas cerradas como cuál es mi fondo musical favorito mientras tengo sexo, teniendo que elegir entre una canción de el Chivi, otra de los Chochos Lokos, el je t’aime moi non plus de Serge Gainsbourg, el Lady Marmelade, Erotica de Madonna o una de Donna Summer. ¿Pero que tomadura de pelo es esta? Creo que nunca he follado con ninguna de estas de fondo, pero lástima me da el que lo haga con el Chivi o los Chochos Lokos.

El remate llega cuando habiendo dicho que soy hetero me plantean la pregunta cerrada de si prefiero tener relaciones sexuales con el Duque o con la Mercedes Milá alias «me gusta mear en la ducha». Francamente ridículo, como de juego de niños vamos, y si es verdad que el informe final está elaborado por una sexóloga mejor apaga y vámonos a por una cañas.

Conclusiones

Para pasar un rato o autoflagelarte respondiendo a una ristra de soporíferas preguntas pues está bien, pero para extraer algún dato sobre la sexualidad española pues como que no, además van a tardar un mes en analizar los resultados como si de un estudio real se tratara…

Los problemas de las encuestas sobre sexo son varios, y planteo esto como una posible mejora y no como una simple crítica destructiva:

  • Hacen preguntas demasiado cerradas y basadas en estereotipos, esto provoca que te tengas que atener a respuestas lo menos alejadas a tu punto de vista real.
  • A veces las preguntas están totalmente fuera de lugar, resultan groseras o aportan poca información a los resultados.
  • Sobre un mismo tema uno puede tener diferentes puntos de vista, pero la que se expresa en la encuesta es la más racional, superficial, la del ser social que todos somos en mayor o menor medida.
  • Y muchos otros motivos, detalles que saltan a la vista conforme te pones a leer las preguntas.

Ejemplos de todos estos problemas son las preguntas del test del sexo que he comentado antes, elegir entre el Duque y la Milá, qué tipo de fondo musical prefiero entre seis canciones predefinidas en lugar de darme a escoger por ejemplo estilos musicales, o el tema de elegir mi postura favorita para hacer el amor.

Seguir leyendo Test del sexo II y la postura del ornitorrinco