Coompra

Noticias de Erotismo y Diversión

Vibrador rabbit Lia

General, Vibradores | 2 Comentarios

Así sea verano, y estemos en pleno corazón de la Costal del Sol, no paramos de trabajar. Una vez más nos hemos puesto este fin de semana el mono de trabajo para probar por vosotros un nuevo vibrador rabbit, en esta ocasión se trata del modelo Lia de la marca California Exotic, una pequeña maravilla a la que como vamos a ver se le puede sacar mucho partido.

En principio como puedes ver se trata de un vibrador sencillo y bastante femenino, con unas medidas bastante discretas: la parte útil es de 13 cm de largo por 3 cm de ancho, esto lo hace perfecto para cualquier orificio y para cualquier usuario, ya sea tu primer juguete erótico o bien para expertos que quieren probar nuevos juguetes en sus juegos sexuales o en los preliminares.

En nuestras “pruebas de laboratorio” lo hemos usado más que nada en los preliminares y en combinación con el sexo oral, los resultados han sido más que satisfactorios, de hecho incluso en los modos de vibraciones más suaves los rabbit son capaces de hacer llegar a la mujer a un orgasmo en cuestión de minutos, y si eres multiorgásmica ya ni te cuento.

Si tu chico es de los que no les hace gracia el tema de los vibradores porque lo ven como un competidor, quizás este modelo lo mismo le convence, por un lado porque por sus medidas es más pequeño que un pene estándar, y por otro lado porque te aseguro que si usa uno de estos mientras estáis haciendo el 69 te provocará tal orgasmo que podrá sentir felaciones intensas y profundas como pocas veces le has dado, sin duda fruto de tus altísimos niveles de excitación 😉

Cómo se usa el vibrador rabbit

Por si nunca has oído hablar de los vibradores rabbit, o con conejito rampante, te cuento que son los vibradores como este que cuentan con un pequeño brazo o protuberancia que se encarga de acariciar y hacer vibrar tu clítoris mientras el resto del juguete lo tienes dentro de la vagina.

Lo de conejito o rabbit es porque el pequeño brazo suele tener forma de conejo o al menos acaba en dos lenguitas que se asemejan a las orejas de un conejo.

Algunos modelos además ofrecen diferentes texturas y ondulaciones como es el caso de Lia, que como puedes ver tiene un contorno ondulado para hacer más divertida la penetración, y en la punta cuenta con un conjunto de bultitos que se apoyan en el área esponjosa del punto G para estimular aún más, y facilitar la llegada de esas oleadas de placer.

En cuanto al manejo y funciones, este modelo se maneja sólo con dos botones, uno para encender y apagar, y un segundo para elegir uno de los diez modos de vibración: desde los más suaves a los más intensos, pasando por diferentes patrones que juegan a aumentar y disminuir la intensidad de golpe o progresivamente.

Otros usos del vibrador

¿Eso es todo? Pues no, como comentaba al comienzo, el tamaño de este vibrador rabbit es muy interesante, ya que ni es demasiado grueso ni demasiado largo, con lo cual la vagina no se dilata en exceso, y al mismo tiempo lo podemos usar como vibrador anal sin mayores problemas.

¿Y como vibrador anal para hombre? Por qué no, esto lo mismo no te lo habías planteado, pero de la misma manera que las vibraciones y la fricción de la penetración pueden ser gratificantes para la mujer, lo pueden ser para el hombre. Además el añadido del rabbit puede ser muy placentero al masajear el perineo y los testículos del hombre.

Lo único que si te recomiendo es colocarle un condón, así es más higiénico y evitamos embarrar el juguete. Y por supuesto, tanto si lo quieres usar para la penetración vaginal como anal, siempre conviene aplicar lubricante, ya que aunque al tacto es suave y sedoso, la silicona por si sola no resbala.